Si tuviera veinte me diría un par de cosas

Lo que mi yo de los veinte debería haber sabido

por Laura Benito

v-for-visala.com

Que ya no los tengo, pero me diría un par de cosas. Quizá así me hubiese hecho algo de caso y ahora no estaría lamentándome. Porque con 20, con mis 20, estaba yo a otro tema. Y no era el de hacerle caso a recomendaciones externas ni de madres, ni de amigos de padres, ni hermanos, ni de amigas propias. Con 20 estás a lo tuyo. Pero con 20 estás muy a tiempo y justo en el tiempo, de poner en vereda un par de asuntitos. 

Si volviese a tener 20 años (que ya no los tengo, que voy camino de doblarlos), me diría un par de cosas muy claritas:

uno

Ponte crema de sol. Todos los días. Mucho más en verano, y en la playa y en la piscina ponte siempre, bien y buena. Estas manchas de hoy en día son fuente de lamentos y de poco arreglo. Ponte crema de sol, guapi.

by Justin Swindle

 

dos

Visita a todos tus amigos de Erasmus, Salamanca o donde quiera que se hayan ido a estudiar. Adminístrate, ahorra, invierte en ti y en ellos. Tienes la posibilidad de conocer ciudades que no siempre son las mas turísticas, crearás un vínculo con tu amiga muy potente y sí, el alojamiento te sale gratis.

upsocl.com

 

tres

Atrévete a cortarte el pelo. De mil maneras. ¿Por qué esas melenoncias eternas? El pelo crece. Prueba, porque te vas a sorprender de lo bien que te sientan otros cortes y disfruta de que te digan “uy qué guapa”. En nada van a llegar las canas y su inexorable efecto encrespado, implacable. Y no te va a quedar oportunidad para mucho experimento. 

 

cuatro

¡Detente! ¡Déjalo ya! No te depiles más las cejas. Que luego no crecen igual, que no, que si te las acribillas nunca volverán a ser las mismas. Y tú eres tus cejas. Tus cejas son tú. 

 

cinco

No llores por amor. O sí, un poco, que desahoga llorar así a lo tonto. Porque no se va a acabar el mundo. Así que bueno, sí, venga, llora con muchas ganas, pero por el acto fisiológico. Expulsa las hormonas, la rabia y el mal rato del desamor. Pero hasta ahí, no te angusties nada. Y si ves que no tiene arreglo, cómete un helado, llama a una amiga o haz botellón. O todo junto. Pero ya. 

Y con un poco de esto pues ya te habrás ido metiendo en los veintipico, pasando los 30 y llegando a los 40 con una piel sin castigar y sin manchas, un pasaporte cargado de amor de amigo, un corte de pelo a prueba de canas y encrespados, unas cejas bien pobladitas y todo el cupo de mal de amores cubierto con las reservas de lágrimas por desamor vacías. 

Pero si lo pienso, casi llegando a los 40, todavía estoy a tiempo, ¡qué demonios! Un buen sérum, unas compañías de vuelo low cost, buen peluquero, una inversión en un diseño de cejas  y un par de dramones de amor, aunque sea solo para vaciar. 

Estamos a tiempo. Para casi todo, estamos a tiempo. ¡Vamos a ello!

  • Ixone
    25 abril 2017

    Totalmente de acuerdo!
    Solo añadiria una más: ponte lo que te de la gana, que Miren y digan lo que quieran. esa minifalda que No te atReves, La camiseta de eStampados imposibles a La que le has EchAdo el ojo Hace tiempo Pero te da miedo llamar La atenciÓn demasiado. ¡hazLo!