Felicidades, mamá.

Un post para mamá.

por María Coco

Ahora sí, he comprendido que no hay noche sin dormir que no pueda ser superada por la siguiente noche, también sin dormir.
Que aún cansada, cuando las fuerzas flaquean, hay que seguir trabajando, llegar a casa y no tumbarse en el sofá: Ellos esperan…
Que el miedo existe, algo impensable, que donde antes no había peligro ahora comprendo que sí que lo hay y que entonces, mamá, también lo había.
Que conciliar no es tan fácil, e imposible si no estás a mi lado.
Que hay amores que quizá no sean para siempre, pero hay uno, el de madre, que es eterno.
Que los pañuelos de papel son imprescindibles en la vida, cuando antes, no hace tantos años, ni siquiera estaba pendiente de llevar las llaves de casa.
Que hay un vínculo que va más allá del cordón umbilical y que no es posible cortarlo.
Que no soy nadie sin ellos, y que debo enseñarles a aprender a ser sin mí.
Que su dolor, duele.
Que su risa, calma.
Que acariciar su piel es sentir en mi propia piel.

Que no hay trabajo duro que no se olvide con sus abrazos.
Que tener la oportunidad de ir al colegio de la mano no es algo cotidiano, es un privilegio diario.
Que sólo siento calma cuando ellos duermen cerca.
Que de un tiempo a esta parte, incluso, verles dormir a mi lado hace que consiga emocionarme.
Que los mocos son cotidianos, y el Dalsy el Apiretal, imprescindibles.
Que la vida son ellos, y ellos son mi vida.
Mamá, ahora he entendido que significa la palabra esfuerzo y sacrificio.
Entiendo que hayas guardado en un cajón los regalos que te hacíamos, como ahora lo hago yo, emocionada.
Que un domingo de mayo cualquiera, aún siendo sólo un domingo, sea especial para todos.
Que te preocupes cuando estoy mal, y cuando las cosas cambian.
Que los cambios asustan, mamá, y ahora, a mí, también me asustan.
Que la vida es corta pero si no estuvieran ellos sería eterna, no sería vida.
Que una madre no puede sustituirse ni reemplazarse y que, aunque no esté, y se marche, seguirá viva en nuestro recuerdo.
Que diste todo por nosotras y que, quizás entonces no entendí el significado de TODO, que hasta hace poco no he sabido agradecerte y que, ahora, incluso, a veces tampoco lo hago.
Sin embargo, mamá, ahora sí entiendo qué es ser madre. Es todo, sin condiciones.
Felicidades mamá, a todas las madres y… GRACIAS.
Hoy durante todo el día tenéis un 10% de descuento en toda nuestra web con el código
PARAMAMA
*solo válido hoy 7/5/2017   no acumulable a otras ofertas o tarjetas de descuento
www.thesingularolivia.com
  • Vanesa
    10 mayo 2017

    Grandes palabras. Gracias por emocionarnos María

  • Lucía
    17 mayo 2017

    “Que no soy nadie sin ellos, y que debo enseñarles a aprender a ser sin mí.”
    No hace seis meses que soy madre, y sin embargo esa frase resume a la perfección lo que, ahora lo entiendo, significa la maternidad.