Tres consejos básicos para el no make-up look más sencillo

Maquillaje para verte naturalmente guapa 

Por Sara Higuera

Seguramente os habréis percatado de que la tendencia minimalista que inunda revistas y blogs de decoración y moda también lleva presente unos años ya en el ámbito del maquillaje. Ha sido como un soplo de aire fresco que responde, como por arte de sentido común, a la idea subyacente de que lo natural es lo que mejor nos sienta a todos.

Y es que cuando se trata de ti mismo, no hay nada que esconder. Ya lo decía Coco Chanel: «Beauty begins the moment you decide to be yourself».

Maquillarse o no también es una cuestión de decisión y, como tal, comunicará un mensaje u otro. Hay quien afirma que el maquillaje se enmarca en el contexto del lenguaje no verbal; otros defienden su valor terapéutico y emocional. A este respecto cabría destacar la investigación de Arnaud Aubert, catedrático del departamento de Neurociencia de la Universidad François-Rabelais (Francia), que estudia las emociones positivas provocadas por el acto en sí de maquillarse y el placer que produce. Según este catedrático, el tiempo dedicado a maquillarse proporciona diversos placeres: placer sensorial, al estimular el rostro y el provocado por las características del producto, y placer socioafectivo, relacionado con la autoestima y la representación social de la persona.

El maquillaje no make-up, minimalista, natural, apenas perceptible, que no se nota o como queramos definirlo, parece conjugar estas dos variables: que la belleza es decidir ser uno mismo y que se mantiene un ritual placentero (el de maquillarse) que procura bienestar. Pues bien, compartimos aquí tres consejos básicos para conseguirlo.

@eddienew_photography

El primero de ellos tiene que ver con un hábito para el que no se necesita ningún producto en absoluto: dejarse crecer las cejas. Recientemente, se ha desatado cierta locura por las cejas pobladas y salvajes, una moda que puede acabar siendo pasajera, sí, pero que se ajusta perfectamente a esa versión natural de nosotros que queremos conseguir. Este hecho encierra, de nuevo, el mismo mensaje: cuanto más , más natural, mejor. Además, unas cejas naturales rejuvenecen. Cierto es que el proceso puede resultar duro, pero merece la pena. Una vez las has dejado crecer, mantenlas lo más naturales posible. Si pese a todo, queremos darles más definición, mantener a raya esos pelos rebeldes o añadir color y profundidad para enmarcar la mirada, recomendamos utilizar un gel de cejas, como el Pure Brow de Jane Iredale. Aconsejamos utilizarlo, en primer lugar, en la dirección natural del pelo y, después, en una segunda aplicación (sin volver a mojar el aplicador) a contrapelo. Por último, las retocaremos ligeramente y peinaremos en la dirección natural pero con cuidado para no perder del todo la textura que hemos obtenido en el segundo paso.

Vía Pinterest

Otro consejo sería utilizar una base hidratante con color e incluso con protección solar, que se ajuste a nuestro tono y tipo de piel. Las hidratantes con color, o BB creams, suelen ofrecer una cobertura de media a baja y dejan entrever una tez fresca en la que asoman algunos lunares, pecas, marcas de expresión e incluso brillos (sí, brillos), que, sin duda, son reflejo de una belleza natural. Nosotros te proponemos la BB cream de Avril, que deja la piel con una textura suave y se adapta al tono de piel. Después de la hidratación, recomendamos aplicar la crema en círculos ascendentes con un ligero masaje y acabar a toquecitos. El efecto drenante de nuestras propias manos hará que consigamos un resultado más natural si cabe.

Vía Pinterest

El último consejo está relacionado con las pestañas. Las pestañas desempeñan varias funciones vitales, como la de proteger al ojo de ciertas sustancias que pudieran dañarle o filtrar la luz. Además, la zona de alrededor de los ojos es muy sensible y por eso hemos de dedicarle más cuidados, pero a veces nos olvidamos de las pestañas. Podemos fortalecerlas y alargarlas con algunos productos específicos, como el tratamiento y acondicionador de pestañas, también de Jane Iredale, que hará que no se rompan. Además de tratar, este acondicionador separa una a una las pestañas, con lo cual podemos aplicar después un poco de máscara para completar nuestro maquillaje natural.

Realmente fácil y sencillo, ¿verdad? Sobre todo en la sociedad de las prisas en que vivimos, donde optar por dedicarnos unos minutos a disfrutar de este ritual puede contribuir con un mayor bienestar que se reflejará por dentro y por fuera.

  • Almudena martínez
    27 abril 2017

    ME ENCANTA VUESTRO BLOG. eSTUVE EN tHE SINGULAR OLIVIA EL SÁBADO SANTO Y ME LLEVÉ VARIAS COSITAS A MI HOGAR EN ITALIA. UN GEL DE BAÑO PARA LA PEQUE (QUE AÚN NO HEMOS ESTRENADO), EL JABÓN FABULOSO DE MOJITO (YUPIII!) Y LA ESTUPENDA CREMA QUE MENCIONÁIS, LA BB CREAM DE AVRIL. MUY, MUY RECOMENDABLE. mE DEJA LA PIEL FANTÁSTICA Y MUY NATURAL.
    nOS TRATASTEIS GENIAL A MI HERMANA, A MI CUÑADA Y A MÍ. LOVE THE SINGULAR OLIVIA (POR CIERTO, ME ENCANTA EL NUEVO NOMBRE!) Y UN SALUDO DESDE ITALIA

  • Vanesa
    13 mayo 2017

    Gracias por los consejos 😊