Visit Hong Kong

Donde Asia y Occidente se fusionan de una forma vibrante

por Ixone Ugarte

¿En busca de una gran urbe para tu próximo viaje? Hong Kong no te defraudará; es bulliciosa, lujosa y caótica a partes iguales.

Hace ya diez meses que me trasladé a vivir aquí, y tengo que reconocer que engancha. Hong Kong es una explosión para los sentidos: los rascacielos inundan la ciudad, las marcas de lujo se desplegan con sus mejores galas, y las calles están llenas de restaurantes de comida rápida donde el olor a noodles y dim sum atraviesa cualquier rincón.

Estas son algunas de las cosas que más te sorprenderán de esta ciudad:


Podrás subirte a las escaleras mecánicas más largas del mundo

Se las conoce popularmente como “El scalator” y conectan Victoria Peak, la colina más alta de la cuidad donde vive la gente adinerada, con Central, el distrito financiero. Cada día 50.000 personas las recorren. Por la mañana estas escaleras bajan para que los residentes, la mayoría banqueros, puedan ir a trabajar; y por la tarde las escaleras suben para que vuelvan a casa. Está bien pensado, ¿no?. En los alrededores encontrarás el barrio del Soho, lleno de calles estrechas con modernos pubs y restaurantes internacionales, es el sitio de encuentro para el “after work”.

Los honkonitas son extremadamente supersticiosos.

Cuando te subas a un ascensor, probablemente no encontrarás la planta 4, ¿el motivo? La sonoridad de este número en cantonés es la misma que la palabra “muerte”. También suelen prescindir del número 13, lo de la mala suerte aquí se lo toman muy en serio.


Es la ciudad con más rascacielos del mundo

1.223 rascacielos para ser exactos, el doble que Nueva York. ¡No podrás dejar de mirar hacia arriba! El mejor plan nocturno que puedes hacer aquí es subir a un rooftop bar y tomarte un cocktail mientras disfrutas de las vistas de la ciudad. Esta es mi rooftop favorita: Wooloomooloo


Tiene el restaurante con estrella Michelin más barato del planeta

He de decir que todo está rico, pero no te esperes nada espectacular. Tim Ho Wan es famoso por su dim-sum, el plato estrella de Hong Kong, que en cantonés significa “llegarte al corazón”. Son unos deliciosos bollitos al vapor rellenos de mil y una alternativas: camarón, verduras, gambas, cerdo a la barbacoa… y que normalmente se comen acompañados de té de jazmín.

Es tradición dar tres golpecitos en la mesa para expresar gratitud cuando te sirven el té.

Los coches de lujo son algo muy común

Hong Kong es la ciudad del mundo que tiene más Rolls Royce’s por persona, ahí es nada. En general, los coches de lujo les encantan y cuantos más extras tengan, mejor. Si paseas por los barrios de Central o Mid Levels podrás encontrar los últimos modelos de Maserati, Lamborghini o Ferrari.

Puedes casarte en un Mc Donalds

Sí, has odio bien, por unos 250€ te incluyen: decoración nupcial hecha con globos, los anillos, y por supuesto, la comida.


Sin duda, esta gran ciudad no te dejará indiferente. ¿Te vienes?