Mejor prevenir que lamentar

Lesiones no, gracias

por Pau López-Berges

theberry.com

Muchas veces empezamos a correr, poquito, como he dicho en otros post: deporte de salud. Pero en mi caso pasé de ser pasiva total a empezar a moverme, y eso el cuerpo lo nota. Y para qué engañarnos… pasar de los 35 no ayuda.

Tan importante es salir a correr como saber recuperar y cuidar tus músculos y articulaciones. Muchas veces esperamos hasta el último momento, al límite de la molestia, al límite de romperte. ¡Muy mal! Debe ser un cuidado constante y cada vez que se haga deporte.

Aquí mis pasos importantes para intentar no lesionarme:

1. Dime cómo pisas y te diré quién eres

Si vas a empezar a correr y no sabes cómo es tu pisada, ve a que te hagan un estudio, muchas tiendas ya lo hacen para por lo menos saber si tu pisada es supinadora, neutra o pronadora. La pisada dirige tu cuerpo, si pisas mal tarde o temprano te lesionarás. Si tienes las zapatillas desgastadas, ¡cámbialas! Esto evidentemente dependerá de la frecuencia con la que salgas a correr. Si ves que el dibujo de la suela desaparece ya estás tardando. No hace falta que te compres las zapatillas más caras, recuerda que puedes ponerte metas, si supero los 6 meses corriendo me compro las que me gustan, ¡te va a encantar ganártelas!

Christopher Monro DeLorenzo

2. Comenzamos

Ya metido en faena, calienta, empieza progresivamente, despacio para que el cuerpo vaya acostumbrándose. No, no valen cremas calentadoras.

3. Estiraaaaaaa

Ya he corrido, así que cuando llego a casa me quedo estirando inicialmente fuera en el portal, un poco de postureo nunca viene mal, ¡es broma!. A temperatura ambiente para mí mejor, porque llego tomate total y así me auto regulo mejor. Es entrar en casa y romper a sudar como un pollo, así que cinco minutos al aire libre no viene nada mal. Luego en casa sigo estirando más tranquilamente y espero a que se me pase el calentón, si te metes en la ducha recién llegado no dejarás de sudar ni cuando salgas…

De verdad, tómate tu tiempo, ponte musiquita relax y sin prisa, cuanto más estires, mejor recuperarás.

Las piernas tienen muchas zonas y muchos músculos, aquí va un básico: hablando en cristiano, tibiales, gemelos, muslos por delante y por detrás tris tras, el interior de los muslos y por supuesto culo. Que tire, respira y cuenta todo lo que aguantes.

4. Mima tus piernas

Después de la ducha me encanta masajear las piernas con Lucky Legs que me deja las piernas fresquitas, una sensación de que tienes piernas nuevas. Un ratito piernas para arriba y ¡nueva!. Las medias compresoras también vienen genial para recuperar o si vas a salir a correr con alguna molestia. Mano de santo.

5. Ve al fisio. Repito: VE AL FISIO

No, para ir al fisio no necesitas que te duela nada, cuando ya te duele… malo.
El fisio te descarga y evita lesiones, evidentemente también cura lesiones (pero la idea es evitar la lesión). Así que mi consejo es que vayas a verlo de vez en cuando, de una manera continuada y más si estás preparando una carrera, también cuando la termines para dejarte nueva.

6. Todo en su sitio

Esto es más personal, pero yo voy también al osteópata, no sé si será la edad, los partos, mil horas al ordenador o qué, pero de vez en cuando me descoloco. Y oye, qué gusto que te recoloquen todos los huesos (¡y qué grima!).

7. Descansa

También hay que recuperar y asimilar el entreno, así que yo suelo descansar si mi cuerpo me lo pide y sino me lo pide también. Y si voy a competir (como no me juego nada) procuro no cargar las piernas los días previos. Como os he dicho, cremita, mimitos y pá arriba.
Por último deciros que desgraciadamente esto no es mano de santo para no lesionaros porque hay mil factores que influyen, pero son rutinas que os pueden ayudar a prevenirlas. Y por supuesto, que cuidar tu cuerpo siempre es un placer.

Constantly Varied Gear

  • Maria
    16 junio 2017

    Completamente de acuerdo. A veces da pereza estirar y luego, al día siguiente se nota muchísimo en los músculos. Es fundamental. Me ha encantado la sugerencia de la crema porque a veces noto las piernas excesivamente cansadas. La probaré. Gracias.